Sistel y el Ayuntamiento de Alicante trabajan juntos en el compromiso de la administración electrónica

La problemática del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Modernización y con el liderazgo del Concejal Francisco Sánchez Luna, ha iniciado la implantación de la Administración Electrónica con diferentes proyectos. Uno de ellos ha sido la elección una plataforma que sea capaz de brindar el servicio con un alto nivel de seguridad en su diseño.

Hasta la fecha, el modelo de adquisición de servidores del Ayuntamiento de Alicante se basaba en la compra de servidores monolíticos, de modo que para cada nuevo servicio a implementar era necesario adquirir un nuevo equipo.

Al reflexionar sobre este modelo de crecimiento se observa que supone un punto de vista ineficiente en distintos planos. Económicamente obliga a adquirir un gran número de máquinas, pues los recursos de las mismas se encuentran bloqueados por el servicio para el que fueron designadas, recursos que se encuentran infrautilizados en la mayor parte de los casos. Esto a su vez repercute en una pobre eficiencia energética, ya que, el consumo eléctrico se dispara por cada nuevo equipo. Limita también la agilidad con la que el Ayuntamiento es capaz de poner en servicio nuevas iniciativas, puesto que de ellas se deriva la compra de material que está sujeto a limitaciones presupuestarias y procesos burocráticos que dilatan los tiempos de actuación. Finalmente se ve comprometida la disponibilidad debido a que en el modelo tradicional resulta complejo mantener recursos de contingencia que puedan responder ante los riesgos de avería siempre presentes.

Para hacer frente a estas limitaciones, el Ayuntamiento de Alicante pone en marcha un proyecto de modernización de infraestructuras informáticas basado en la virtualización de servidores, que arranca con la adquisición de dos equipos capaces de virtualizar un gran número de servidores lógicos. Esta maniobra se completa recientemente con la incorporación de dos nuevas máquinas a la infraestructura, duplicando así las prestaciones hasta ahora existentes y dotando al sistema de redundancia multisede, protegiendo más si cabe la continuidad productiva del consistorio.

Adicionalmente, el Ayuntamiento se enfrenta a otro reto: El Almacenamiento. Este elemento crítico e indispensable adquiere gran protagonismo en este tipo de infraestructuras. Por lo tanto, se busca implantar un sistema de altas prestaciones y capaz de proporcionar el mayor grado posible de disponibilidad y tolerancia a fallos.

La propuesta de Sistel

Sistel lleva a cabo la implantación de una plataforma de virtualización. La experiencia de Sistel en este tipo de proyectos tanto en Administración Pública como en empresa privada, ha permitido la puesta en marcha de este tipo de infraestructura en un breve espacio de tiempo, sin impacto en la productividad del Ayuntamiento y con alto grado de calidad de servicio y asistencia, cumpliendo a la perfección con las expectativas del consistorio.
Para dar respuesta a las necesidades de almacenamiento, tras analizar las diferentes opciones,  Sistel optó por proponer dos controladoras, una en cada sede y en configuración MetroCluster, con un almacenamiento bruto que asciende a 42TB en disco rápido SAS, que brindan almacenamiento consolidado de alta disponibilidad y alto rendimiento.

MetroCluster, rompe con el modelo típico de mirror de cabinas, en el que la sede principal y la sede de contingencia cuentan con sistemas de almacenamiento independientes y replicados entre sí. En su lugar MetroCluster hace uso únicamente de dos controladoras que forman un mismo sistema ACTIVO/ACTIVO, con la particularidad de que en este caso, cada controladora se encuentra en una sede. Así, frente al modelo tradicional, MetroCluster se comporta como un único sistema de almacenamiento, simplificando enormemente la infraestructura, reduciendo costes y permitiendo recuperación del servicio de forma transparente, instantánea y desatendida en caso de fallo en una sede.

Gracias a la incorporación de esta infraestructura, el cliente dispone hoy de un centro de proceso de datos con:

Mayor disponibilidad, garantizando la continuidad de negocio

  • La solución de virtualización aporta mecanismos de alta disponibilidad y migración de servidores lógicos en caliente sin pérdida de servicio.
  • La infraestructura de almacenamiento proporciona mecanismos de protección del dato ante fallos de disco, que permiten continuar con la producción a pesar de que hallan averías eventuales.
  • La configuración de almacenamiento permite superar con el menor impacto posible, desastres que afectan a la red de comunicaciones, bandejas de discos, controladoras e incluso el CPD productivo completo.

Menores costes

  • El despliegue de nuevos servicios se hace sobre la plataforma existente, sin la necesidad de adquirir nuevos servidores.
  • La adquisición de nuevo almacenamiento se reduce drásticamente gracias a un uso más eficiente del mismo.
  • El consumo eléctrico, de refrigeración y de espacio físico se han contenido en un alto porcentaje.

Mayor eficiencia energética

  • La virtualización permite reducir el número de servidores físicos necesarios gracias a un mayor aprovechamiento del hardware.
  • La infraestructura de almacenamiento proporciona el uso del disco más eficiente del mercado con soluciones como la
  • Deduplicación, que permiten ahorrar entre un 50 y un 70% de espacio en disco, lo que se traduce en menos TB físicos para almacenar la misma información lógica.

Mayor seguridad

  • Gracias a los mecanismos de seguridad del dato y replicación entre CPDs, es posible superar, sin perdida de información, desde una pequeña avería de discos hasta grandes desastres que supongan la pérdida completa del centro de procesamiento de datos.

Mayor capacidad de gestión

  • El personal técnico del Ayuntamiento puede llevar a cabo sus tareas de mantenimiento con mayor seguridad y menos esfuerzo.