Big Data, la fiebre del oro de los datos

Visitas: 45

Con la transformación digital de las empresas y el crecimiento en el uso de smartphones, tablets, portátiles y wereables por parte de los usuarios, las empresas, administraciones públicas y organizaciones han descubierto en el análisis de la información un filón que explotar en todos los ámbitos y sentidos.

Esta explosión de petabytes de datos que nos ofrecen los sistemas de gestión, aplicaciones móviles, redes sociales, tiendas online, maquinaria de producción o los dispositivos que usamos diariamente son las nuevas minas en las que todos buscan el oro de los datos. Este nuevo oro no es otro que el de la información, como se suele decir, la información es poder y hoy en día el que la obtiene antes y sabe utilizarla tiene una gran ventaja respecto a los que no disponen de soluciones de analítica Big Data.

Conocer todo acerca de los gustos y afinidades de los usuarios en las redes sociales, prever las tendencias al alza o a la baja de los mercados bursátiles, disponer de un pronóstico financiero, comercial o de producción en las empresas así como medir el sentimiento social en la administración pública o los hábitos de compra en el sector consumo son algunas de las tareas que nos facilita el Big Data de forma instantánea y tareas que antes llevaban semanas o meses de análisis a varios especialistas hoy están a nuestro alcance con solo pulsar un botón.

Solo las empresas e instituciones más pioneras utilizan soluciones de analítica Big Data en el desarrollo y ejecución de su plan estratégico, aunque una gran mayoría esta incorporado soluciones de analítica a fin de optimizar la toma de decisiones, mejorar sus resultados y ser más eficientes y competitivos en sus sectores de actividad. 

Esta tendencia se va imponiendo en todas las áreas del tejido institucional y empresarial, ya que cada vez somos mas conscientes de que la toma de decisiones, la innovación y el desarrollo debe estar basado en el conocimiento, en información veraz de nuestros sistemas, no en la suposición, las creencias o el criterio de un determinado responsable o dirigente.

Y esto es solo la punta del iceberg ya que todavía esta por descubrir hasta donde nos puede llevar el Big Data en el futuro. 

Actualmente ya se utiliza de forma habitual en el desarrollo de inteligencia artificial, con el fin de que aprenda comportamientos e interactue con nosotros, en la investigación del genoma humano para mejorar nuestra calidad y expectativa de vida, en la seguridad ciudadana, analizando posibles amenazas terroristas a través del contenido de las publicaciones en redes sociales y comunicaciones, o en la investigación científica de la mayoría de sectores, medio ambiente, física cuántica, astronomía, biología, y un largo etcétera.

Lo cierto es que organizaciones y empresas están descubriendo en el Big Data una mina de conocimiento que explotar, y como sucedió con la fiebre del oro se ha iniciado una carrera para ser los primeros en descubrir esa información que los lleve a ser los primeros en realizar un descubrimiento que nos posicione por delante en la carrera de la innovación.

Autor

Imagen de Maria Luisa Perez

Responsable Telemarketing