Manuel Cazorla: "Crecemos en base a las demandas del cliente"

Visitas: 54

La andadura de Sistel, empresa alicantina que desarrolla su actividad dentro del sector de servicios en tecnologías de la información, comenzó hace casi veinte años. A día de hoy, tiene oficinas en Valencia. Madrid y Sevilla y se dispone a cerrar el año con un crecimiento del 40%. No obstante, su director general, Manuel Cazorla, afirma que no es momento de ser triunfalistas.

La empresa alicantina Sistel, proveedora de infraestructuras de sistemas informáticos, se dispone a cerrar lo que para muchos ha sido un “año negro” con un crecimiento que rondará el 40%. El ano de la crisis ha sido así para esta empresa, que está a punto de celebrar sus veinte años de andadura, “especialmente bueno”, según destaca su director general, Manuel Cazarla, quien no obstante, pese a los positivos datos, afirma que en tiempos como los actuales “ante todo, hay que mantener una visión realista”. “Lo contrario, sería pecar de triunfalismo, porque en este escenario de crisis económica internacional, más allá de que haya empresas que vayan mejor o peor, hay un sentimiento generalizado de alineación con la incertidumbre que se vislumbra. Y, al margen del crecimiento que vayamos a tener este año, que ha sido especialmente bueno, vemos el panorama como lo puede ver cualquiera”, afirma Cazarla, socio fundador de la empresa junto a Francisco Gaspar.

Sistel, que inició su andadura en 1989 en Alicante, donde tiene su sede central, cuenta a día de hoy con oficinas en Valencia, Sevilla y Madrid. A lo largo y ancho de todo el territorio nacional, tiene entre sus clientes a destacadas empresas de los sectores de la banca, los seguros o la alimentación, cómo Santander, Sanitas, Casser o El Pozo. También a la Universidad Miguel Hernández y a la Administración Pública, dando servicio a la práctica totalidad de las Consellerias de la Generalitat Valenciana. No obstante, insiste Cazarla, “pese a que nuestros clientes son grandes corporaciones, están dirigidas por individuos que están sometidos al mismo nivel de incertidumbre que cualquiera. Todos los presupuestos del las compañías para 2009 tienden al recorte de gasto de acuerdo con esta in certidumbre”.

“Lo que al final sobrevive es el valor añadido; no todas las constructoras se han desplomado”

“En definitiva, el secreto del éxito de cualquier empresa no es ni más ni menos que sus responsables tomen más decisiones acertadas que equivocadas, que también las hay. En nuestro caso, hemos ten ido que ir reinventándonos, creciendo y aumentando nuestra capacidad a medida que así lo han requerido las demandas de nuestros clientes”, apunta Cazorla, para quien la clave pasa por hacer una apuesta con tundente y constante por primar el valor añadido.

“Todos tenemos un sentimiento de alineación con la incertidumbre que se vislumbra”

“Hay sectores que están siendo más castigados que otros en estos momentos de crisis, pero al final lo que sobrevive es el valor añadido de cada empresa. La prueba está en que por muy negro que sea el panorama para el sector inmobiliario, por ejemplo, no todas las constructoras han caído”, afirma el director general de Sistel.

Esta apuesta por el valor añadido ha sido, desde sus inicios, la premisa de Sistel, apunta Cazarla, que destaca en este sentido da solvencia técnica que avala nuestro proyecto en materia de gestión, tecnología e infraestructuras".

Sistel ha ido creciendo y ampliando su capacidad “sin prisas pero sin pausas”. “No tenemos la ambición de crecer por crecer, sino de ir adaptándonos a las necesidades de nuestros dientes”, subraya Cazarla. En base a las necesidades que han ido surgiendo a lo largo de estos casi veinte años, la empresa, que empezó en Alicante con una plantilla de cuatro trabajadores, emplea ya a 60 personas y sus servicios van desde el desarrollo para la realización de proyectos estratégicos y el asesoramiento y diseño de infraestructuras de sistemas a consultoría, formación, diseño gráfico y soporte. “Nuestra visión de la tecnología de la información es la de un mundo en continuo cambio que brinda un gran número de oportunidades de éxito a aquellos que logran adaptarse a dicho cambio” destaca el director general de Sistel.