El sector del plástico no cree estar preparado para su digitalización

I estudio sobre la transformación digital en el sector de plásticos en la Comunidad Valenciana

Visitas: 103

Menos de la mitad -el 48,28%- de las empresas valencianas del Sector de Plásticos considera que está preparada tecnológicamente para abordar la Transformación Digital.

Sólo un 58,97% de los encuestados afirma saber qué es y para qué vale la transformación digital y qué beneficios puede aportar para su empresa y negocio.

El 96,55% de los encuestados aseguró que piensa reinvertir parte de sus beneficios en tecnología al considerar que las políticas de modernización tecnológica de su empresa les aportará una ventaja competitiva respecto a la competencia.

Menos de la mitad -el 48,28%- de las empresas valencianas del sector de plásticos considera que está preparada tecnológicamente para abordar la transformación digital, según un estudio realizado por la Sistel en las tres provincias de la comunidad valenciana entre más de 200 empresas de este sector.

Según el estudio, la mayoría de las empresas de este sector, el 93,1%, es consciente de que se está produciendo un cambio fundamental en el mundo que afecta a la economía, la sociedad, la cultura, el medioambiente y la forma de trabajar, que exige la trasformación digital de la mayoría de las actividades, especialmente en el ámbito de las instituciones, la industria y las empresas. Sin embargo, sólo un 58,97% de los encuestados afirma saber qué es y para qué vale la transformación digital y qué beneficios puede aportar para sus empresas y negocio.

Del total de las empresas entrevistadas, menos de la mitad, el 48,28%, afirmó que su empresa está preparada tecnológicamente para abordar este cambio, y el 72,76% de la muestra dijo que en los últimos años había realizado inversiones para lograr una madurez tecnológica.

Reforzando esta opinión, el 93,10% de los encuestados indicó que el enfoque correcto para asegurar el futuro de su negocio y el crecimiento de la organización debe pasar por una mejora de sus políticas tecnológicas. En este sentido, el 96,55% aseguró que piensa reinvertir parte de sus beneficios en tecnología al considerar que las políticas de modernización tecnológica de su empresa les aportará una ventaja competitiva respecto a la competencia.

Según Manuel Cazorla, director general de Sistel, el estudio refleja alguna aparente contradicción y no pocas paradojas. “No se corresponde la percepción de que la transformación digital es inminente y necesaria con la demora en la toma de decisiones. Da la sensación de que muchas de estas empresas siguen a la espera de ver cómo se comporta el mercado, sin ser conscientes de que estos retrasos pueden comprometer su futuro”.

Para Cazorla esta indefinición tiene una lógica interna: “la crisis frenó las inversiones en TIC, que se han animado tímidamente con el inicio de la recuperación. En medio de este proceso, ha irrumpido con fuerza la transformación digital, que obliga a redefinir e, incluso, a reinventar el modelo de negocio y de empresa. De alguna manera, muchas decisiones tomadas hace unos meses ya no valen y hay que resetear el proceso”.

Según el director general de Sistel, está situación es más crítica en un sector como el del plástico que, a menudo, incluye complejos procesos industriales que también hay que transformar digitalmente hacia un modelo de Industria 4.0.

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.