¿Software standard, a medida, o híbrido?

La pregunta que se hacen muchas empresas y responsables a la hora de incorporar una nueva herramienta o solución de software.

Visitas: 536

Para ponernos en situación, veamos con un poco mas de detalle las características de las diferentes opciones, ya que es muy amplia, aquí no todo es blanco o negro y existen muchos matices a tener en cuenta antes de decantarse por una u otra.

El software standard es el que ha sido desarrollado para distribuirse en empresas de cualquier sector o actividad y que cubre los procesos de gestión y áreas comunes en muchas empresas. Este software tiene diferentes versiones que van desde las mas sencillas o “standard” para empresas con departamentos de gestión básicos (compras, ventas, contabilidad) y no son personalizables/parametrizables, hasta versiones “full” o “enterprise” que cubren todas y cada una de las áreas de gestión de una empresa como (laboral, almacén, producción, gestión documental o marketing) y que son personalizables/parametrizables “hasta cierto punto” para adaptarse a las necesidades de nuestra empresa.

Dentro del software standard también existen los llamados softwares verticales o adaptados a un determinado sector o actividad. Estas soluciones están desarrolladas por empresas que se han especializado en un único sector y por la experiencia acumulada en el mismo, han desarrollado sobre una solución standard diversos módulos, con el fin de ofrecer una solución personalizada en mayor o menor medida para un sector concreto, ya que ninguna empresa es igual a otra.

Las soluciones híbridas personalizadas son soluciones que integran tanto software standard con desarrollo de adaptaciones/personalizaciones, como software desarrollado a medida, con el fin de ofrecer a las empresas una plataforma de gestión integral que resuelva todas sus necesidades y en la cual se vayan incorporando nuevas soluciones o desarrollos a medida según vayan surgiendo las necesidades en la empresa.

Por ultimo, el software a medida, que es el que se desarrolla de forma personalizada. Este se diseña a la medida de los procedimientos y procesos de negocio de la empresa en concreto y evoluciona al ritmo de la misma adaptándose a los cambios, modificaciones y crecimiento de la misma. Los desarrollos a medida pueden ser globales y abarcar todas las áreas de la empresa, o parciales y estar dedicados a resolver procesos específicos que no cubre un software standard.

Estos pueden desarrollarse en lenguajes de programación libre o de código abierto, que comunidades de desarrolladores ponen a nuestra disposición de forma altruista y no tienen un coste por uso, o lenguajes de programación propietarios, por los cuales hay que pagar las correspondientes licencias de uso.

Para simplificar todo lo que podríamos decir que, un software standard sería como ir a Zara, ver un traje que te gusta, comprarlo y como mucho, que nos arreglen el largo del pantalón. Una solución híbrida personalizada, sería como contratar los servicios de un personal shopper que nos asesorase a la hora de comprar el traje, nos lo ajustase en las zonas donde no nos encaja del todo y finalmente nos lo complementase con los zapatos, el bolso y los accesorios necesarios para que ofrezcamos la imagen que queremos transmitir. Por ultimo, un software a medida, sería cuando tengo una idea o imagen en mi cabeza de como quiero vestirme y para hacerla realidad, contrato a un diseñador que me ayude a transformar esta idea o imagen de mi cabeza en algo real y la lleve a cabo creando a partir de una idea todo mi vestuario y complementos.

Tal como ocurre en el ejemplo, los costes de adquisición y tiempo de ejecución son diferentes en cada caso. No es lo mismo comprar un traje y rezar para que te siente bien, a que un especialista te asesore a la hora de comprar un traje, lo ajuste para que te siente bien y lo complemente con accesorios de forma adecuada, o que un diseñador cree y realice el vestuario y complementos de tus sueños.

El software standard es el más económico, ya que apenas se realizan adaptaciones, es la empresa la que adapta sus procesos y procedimientos al software lo cual conlleva un gran cambio para los trabajadores y directivos de estas organizaciones y les obliga a externalizar servicios que no pueden gestionar de forma interna, por no contar con las herramientas necesarias para hacerlo de forma interna.

Las soluciones híbridas personalizadas incrementarían el coste por la adaptación y los desarrollos a medida que se requieren, pero por otro lado, esto supondría una ventaja con respecto a los anteriores, ya que los usuarios no precisarían de tanta adaptación y cubrirían la gestión de negocio de forma global lo que supondría un ahorro de costes al no tener servicios externalizados.

Por ultimo estaría el software desarrollado a medida, en el cual el coste, tiempo de ejecución y puesta en marcha es más elevado, ya que empezamos desde cero y esto significa que tanto la consultoría como el desarrollo e implantación van a ser mucho más laboriosos y por lo tanto más traumáticos para la organización ya que aunque el resultado es una adaptación total, los recursos y el plazo de tiempo requerido hacen que el ROI (retorno de la inversión) sea a muy largo plazo.

Como consultores tecnológicos, a lo largo del tiempo hemos acumulado una gran experiencia a la hora de evaluar la conveniencia de realizar un desarrollo de software a medida, optar por una solución standard, o un híbrido. En nuestra opinión, salvo en casos excepcionales la mejor opción integral es un software de gestión híbrido ya que con unos costes y un periodo de implantación intermedio nos va a ofrecer lo mejor de ambas opciones y dejar el desarrollo a medida para los casos de necesidades específicas para las que no exista un desarrollo previo en el mercado.
 

Autor

Imagen de Maria Luisa Perez

Responsable Marketing Directo

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.